Al parecer, en la nueva versión de Android se ha añadido el servicio Bluetooth HID, así como las API’s necesarias para que los desarrolladores puedan sacar partido de las capacidades Bluetooth del sistema en sus aplicaciones. Este servicio en cuestión, denominado Bluetooth HID por sus siglas en inglés –Human Interface Device–, está destinado a habilitar el soporte y el uso de dispositivos como ratones, controladores o teclados, entre otros. Hasta ahora, AOSP no cuenta con este servicio integrado, y por eso existen aplicaciones en Google Play –la mayoría requieren permisos de root– que se saltan las limitaciones del sistema para, una vez combinadas con otras apps o herramientas, permitir el uso del teléfono o tablet como dispositivo de entrada a través de Bluetooth.

Que Android vaya a incorporar este servicio de forma nativa a partir de la versión “P”, significa que todas las restricciones se eliminan por completo, permitiendo a los usuarios utilizar sus smartphones o tablets en forma de controladores Bluetooth tales como ratones, teclados o cualquier otro sistema de control inalámbrico, de la misma forma que marcas como Samsung ya han hecho con su sistema DeX. Todo, sin tener que depender de aplicaciones o herramientas de terceros.